top of page
photo-8_edited_edited_edited.png
¡Hola!
Soy Cristina

Coach de vida espiritual e Hipnoterapeuta

Mi historia

Desde pequeña me inquietaba la idea de la paz y la reducción de la pobreza. Y esto me impulso a empezar estudios de sociología y derecho en Colombia. Sin embargo, dos años después de iniciar mi carrera empecé a sentir que la idea de vivir la vida de un “adulto normal” me aterraba. Me parecía imposible pensar que hubiese nacido sólo para crecer, hacer una carrera, casarme, sacar la hipoteca de la casa, tener hijos, un perro y esperar a la jubilación… Entonces, empecé a buscar posibilidades para cambiar mi destino y se me ocurrió que lo mejor era ir a estudiar a otro país. A escondidas de mis padres apliqué a varias convocatorias de becas en distintos países. Y ¿qué crees? … Me gané una beca para estudiar derecho internacional en Moscú, Rusia… No sabía el idioma y tenía que volver a empezar mi carrera, pero sentía gran ilusión por ir a un lugar tan diferente a mi cultura. Me mudé a Moscú y durante esos cinco años mi percepción de la vida y del planeta cambió completamente. Aunque sabía que lo que estaba estudiando no me gustaba, no le presté atención y me dediqué a viajar, por lo que, en esos años conocí más de 30 países. En el último año de mi carrera intentando huir nuevamente de la vida del “adulto normal”, volví a aplicar a convocatorias de becas para hacer una maestría y así fue como terminé viviendo en Berna, Suiza. Al terminar la maestría sentí que aterricé de golpe. Ya no podía escapar de la vida del “adulto normal”, tenía que trabajar y no podía continuar excusándome en el estudio para seguir viajando. Lo asimilé con resistencia y me enfoqué en el objetivo inicial por el cual había decidido estudiar derecho: contribuir a la paz mundial a partir de la reducción de la pobreza y desigualdad social. Trabajé en una firma de abogados asesorando gobiernos de países menos adelantados en África y Asia, así como en organizaciones internacionales dedicadas a promover el desarrollo sostenible. Pero entre más tiempo pasaba en mi trabajo, más comprendía que había un problema de fondo. Y es que para que el cambio sea real, no sólo se necesitan políticas socioeconómicas, también debe haber un cambio de paradigma en la humanidad. De lo contrario seguiremos reproduciendo los mismos sistemas basados en el miedo y la supervivencia. Llegar a esta conclusión me desilusionó de mi carrera aún más y me rendí ante la rutina diaria. Me conformé con recibir un salario, ahorrar y esperar las vacaciones, porque así se supone que viven los “adultos normales”. Pero cuando no estás en alineación con tu alma, esta no se calla, por el contrario, habla más fuerte. Así que empecé a sentirme cada vez más vacía y a odiar mi trabajo. Creí que el problema era la organización, mis compañeros, mis parejas, mis amigos, etc. En fin, no sabía a quién culpar por mi estado emocional, así que los culpe a todos 😅. Y un día, en medio de una profunda crisis emocional, decidí buscar ayuda y empecé a ir a terapia. Psicoterapia, terapias alternativas y otras holísticas... ¡Probe muchas de ellas! Todas me ayudaron a pelar la cebolla de a poco. Me di cuenta de que había pasado años buscando experimentar sensaciones en diferentes destinos y que conocía tantos detalles curiosos de otras culturas, pero sabía muy poco de mí misma, de mis miedos, de mis cualidades, de mis sueños. En últimas, no sabía quién era. Allí entendí que el problema no era mi trabajo, ni mis colegas, ni mi familia o exparejas. El problema era que me había abandonado a mí misma. Tomar responsabilidad por las elecciones que hice y empezar a transformar mi vida fue todo un reto. Pero si te soy honesta, ha sido mi mayor liberación. Hoy me siento conectada a una parte de mí que desconocía completamente. La llamo sabiduría interna… (otros le dicen Yo Superior) Escuchar y confiar en mi sabiduría interior me ha permitido sanar, transformar mi vida e ir materializando la vida que soñaba; es decir, renunciar a mi trabajo, vivir a mi ritmo, sentirme en paz y ayudar a las personas a transformar sus vidas. Entre más realizo mi labor como coach de vida espiritual, más reafirmo que TODOS los humanos somos infinitamente sabios. Pero necesitamos remover los obstáculos que nos impiden reconocer esa sabiduría. Amo lo que hago y confío plenamente en que entre más humanos nos entreguemos a reconocer nuestra sabiduría interna, juntos seremos capaces de crear sociedades donde los humanos habiten en paz entre ellos y con el mundo natural. Con amor,

Cristina

FORMACIÓN Y CREDENCIALES
  • Hipnoterapeuta certificada por School of Rapid Transformational Therapy®
     

  • Spiritual Life Coach certificada por Transformation Academy
     

  • Access Bars Practitioner®
     

  • Terapeuta de Freedom Healing®
     

  • Facilitadora de la técnica Sanación de los Registros del Inconsciente
     

  • Facilitadora de Numerología Siriana y Claves Tonales Pleyadianas®
     

  • Facilitadora de la técnica Calibración Espiritual Siriana

Cristina Accredited Training Provider.png
RTT C.HYP_Logo.png
Spiritual_Coach_Logo.png
bottom of page