top of page

SOMOS LA TIERRA



El mundo es un reflejo de ti misma. Tu realidad no es otra cosa que tu Ser en expansión. Mira bien, cada ser a tu alrededor tiene un aspecto de ti misma.


Las plantas conectan con la Tierra a través de sus raíces, inhalando y recibiendo lo necesario para vivir. Tu conectas con las plantas a través de tu comida, recibiendo de allí el amor de la Tierra. Tu entregas ese amor a la Tierra a través de tus creaciones humanas y de tu propio abono biológico, la mierda. Es un ciclo de reciclaje constante de la energía universal.


La Tierra te da todo lo que necesitas para vivir, pues la Tierra no es tu hogar, es tu célula madre. Eres el reflejo físico de la Tierra, pues tu composición biológica es de la Tierra. A la vez, eres el reflejo emocional de la Tierra. Sus emociones son las tuyas. La Tierra llora, se siente incomprendida, canta, ríe y respira, como tú. La Tierra vive en una celebración constante de la existencia; y así has de percibirlo tú.


Ahora que comprendes que eres la Tierra, mira a tus hermanos, a tus seres queridos, a tus amigos, amantes como lo que son: otra neurona de la Tierra. Sus emociones también son tuyas pues ambos habitáis en el mismo organismo, ambos sois el mismo organismo.


Cuando una de tus neuronas se estresa de inmediato se lo comunica a toda la red neuronal y esta a su vez se lo comunica al resto del cuerpo, hasta que todas tus células y órganos se estresan. De allí que una sola neurona pueda hacer la diferencia.


Comunica a tu red tu verdad. Haz la diferencia y cambiarás tu realidad.



Con amor,

Miguel

13.01.2023





Entradas Recientes

Ver todo

LOS SUEÑOS

bottom of page