top of page

LA VERDAD ES UNA Y SE LLAMA AMOR


La Verdad sobre todos las cosas es simple y unificada. Cuando aprendes a ver la misma Verdad sobre todas las cosas, te haces libre, libre de ti y de tus propios condicionamientos.


La Verdad sobre todas las cosas es que eres la infinita energía creadora iluminando la materia. En este camino pasas por el gozo, la alegría, la dicha, también el miedo, la ira, la decepción. Todos son aspectos de tu misma creación. Si la reconoces en todo ello, por muy contradictorio que parezca, encontrarás que sea en un estado emocional o en el otro hay una profunda luz, sabiduría, iluminación, libertad.


Todo lo que hace parte de tu camino es luz, pues la oscuridad es sólo una percepción aparente de ausencia de luz. Todo lo que te rodea, todo lo que eres, todo lo que existe hace parte del único orden universal.


La soledad aparente, la mirada triste, la desigualdad, todos son aspectos de la ilusión de aparente ausencia de luz; pero fíjate bien, ¿qué hay detrás de tanta aparente desconexión? AMOR, sólo amor.


Cada humano embebido en tristeza, depresión, ira, decepción, frustración, desasosiego, carencia, miedo, represión, falta de equilibrio y armonía interior, es un humano buscando AMOR.


Detrás de todas éstas emociones hay una creencia de aparente soledad y desconexión. Entonces, ¿qué crees que necesita la humanidad? Exacto, recordar que lo único que existe es AMOR y todo a él le pertenece.


Recuerda humano que sólo el amor puede integrar lo que se ha fragmentando. Sólo el amor puede devolver el sentido a todo lo que existe.


El amor es la única fuerza capaz de transformar la desdicha en dicha, el abandono en conexión, la desconexión en fé, el enojo en sabiduría, el desgarro en voluntad. Sólo el amor puede transformar.


Jesús, el Cristo

17.06.2023

Subscribe!

​Join the community and stay up to date with the news, courses and all the valuable content at your disposal to help you live in harmony with your Being.

Select your language

Thanks for subscribing!

bottom of page